thumbnail Hello,
Sergio Bueno y su eterna carrera al descenso

Sergio Bueno y su eterna carrera al descenso

Sergio Bueno, Puebla

El entrenador de Chiapas tiene vasta experiencia dirigiendo a equipos con problemas porcentaules. Aunque el saldo, regularmente ha sido bastante negativo.

Llena de altibajos ha estado la carrera de Sergio Bueno, timonel que puede presumir de haber dirigido a ocho clubes de la Primera División, pero que al hablar de resultados, el silencio sería su mejor opción, pues la sombra del descenso ha estado tras de él.

El estratega de 51 años tuvo su primera experiencia en el medio en el Apertura 2002 al comandar el barco de Santos, aunque esto duró sólo siete semanas, pues hiló seis encuentros sin salir victorioso tras un empate y cinco derrotas contínuas. El resultado: el cese.

A mediados del Clausura 2003 vivió uno de sus primeros retos complicados. Llegó al timón de Jaguares de Chiapas, equipo que se encontraba en problemas porcentuales y que bajo el mando de Bueno que no dio los resultados esperados, consiguió que se diera una combinación de marcadores que le dio la permanencia, mientras que Xochitepec regresó a la Liga de Ascenso.

Para el Apertura 2003 arribó al Altas y una vez más sustituyó a Fernando Quirarte, quien tras siete cotejos disputados no pudo sumar tres puntos en uno solo. La primera vez en que Bueno reemplazó a Quirarte fue cuando se convirtió en técnico del conjunto de la Comarca Lagunera.

La suerte le comenzaba a sonreir al estratega, pues el 2004 se convirtió en un año de ensueño para él, ya que los Zorros entraron a Cuartos de Final en el Clausura y a Semifinales en el Apertura, aunque en ambos cotejos cayeron frente a Pumas; la primera vez con un global de 5-2 y  la segunda, 6-4.

Pero todo se revirtió en el primer semestre del 2005, pues al frente del combinado de Jalisco, consiguió una victoria, cuatro empates y ocho derrotas, mandándolo al lugar 14 de la porcentual, por lo que los focos rojos se prendieron y en la fecha 13 fue despedido.

Pese a los negativos resultados que había cosechado Bueno, una nueva oportunidad se le presentó en la fecha nueve del Apertura 2005, pues la directiva del Atlante le dio las gracias a José Guadalupe Cruz luego de ver que su equipo pasó del sexto al treceavo en la porcentual, por lo que el llamado a Sergio fue inevitable.

Con él, en apenas nueve jornadas, al menos los Potros sólo bajaron un sitio, culminando el torneo y la participación de Bueno, en catorceavo.

Durante el Clausura 2006 tuvo un paso fugaz por Morelia, equipo al que sólo comandó en cuatro fechas sumando un punto de 12 disponibles, por lo que el equipo bajó del lugar 11 al 13 en la tabla del descenso. En la fecha cinco fue sustituido por Darío Franco.

Esta situación provocó que se alejara de la Primera División durante tres años, pues del 2007 al 2010 fue timonel en el Ascenso, haciéndose cargo de León y Veracruz.

Ya catalogado como 'salvador de los equipos', volvió al Máximo Circuito un torneo después de que el Necaxa hizo lo propio. El conjunto de Aguascalientes ascendió en el Bicentenario 2010, ocupando el último lugar de la porcentual.

En el Apertura 2011, Bueno tomó las riendas de los Rayos, pero esta vez nada pudo hacer para evitar que el conjunto rojiblanco regresara a una liga inferior pese a que lograron calificar a liguilla, aunque quedaron eliminados por Neza.

Una nueva oportunidad tocó su puerta. El Puebla era el equipo que necesitaba de Bueno, quien llegó al timón enfranjado para el Apertura 2011. A los de La Angelópolis los ayudó a escalar un puesto de la tabla de cocientes; pasaron del 13 al 12.

En el torneo siguiente se escribió otro gris capítulo en la carrera del técnico, pues si bien su nuevo club, el San Luis, no descendió, sí bajó del sitio 11 al 15, situación que no logró revertir el cuadro potosino en los dos años siguientes en los que estuvo metido en la lucha por el no descenso.

Sin embargo, la confianza en Bueno se mantuvo latente y un nuevo valiente se animó a hacerse de sus servicios: el Querétaro en el Apertura 2012 que se encontraba en el fondo de la lista negra cuando Sergio fue contratado. El mayor logro del estratega fue conseguir ocho puntos de 30 que estuvieron en juego en dicho torneo, más cinco de 15 del Clausura 2013 y gracias a los múltiples empates del Atlas, hacer que su combinado subiera una posición en la porcentual.

Pero los rojinegros comenzaron a reaccionar y esto generó presión en la directiva queretana, que decidió prescindir de los servicios del timonel al término de la quinta fecha, aunque fue tarde, pues pese a que Ignacio Ambriz reivindicó al equipo, los Gallos no pudieron librarse del descenso.

La suerte le sigue sonriendo a Bueno, quien ahora asumirá un nuevo reto: ser estratega de Jaguares de Chiapas en su nueva etapa en la que se ubican en el sitio 12 de la porcentual.

From the web