thumbnail Hello,
MLS: Red Bulls debuta a Bustamante, "es para mi familia"

MLS: Red Bulls debuta a Bustamante, "es para mi familia"

RBNY

El volante colombiano había tenido participaciones en la Copa Abierta y ahora comienza a tener minutos en la temporada regular de MLS

Harrison, NJ. Llegó a Estados Unidos con 11 años, de la mano de su padre y su señora madre, la familia la compone además una hermana. Boston fue su lugar de crecimiento y como todas las ironías del deporte, es Nueva York, a pesar de la gran rivalidad deportiva entre ciudades, la que le abre las puertas del profesionalismo a este colombiano que ahora cuenta con 23 años.

Hablamos de Michael Bustamante, quien ya había participado en encuentros de la Copa Abierta ‘Lamart Hunt’ de los Estados Unidos, pero que hizo su debut en la liga profesional (MLS) anoche en el encuentro en el que New York Red Bulls venció 4-0 a Montreal Impact.

Goal.com habló con el volante nacido en Medellín tras los minutos de su primera experiencia profesional, y en medio de saludos, abrazos, palmadas y caras de felicitación de compañeros y miembros del equipo de Nueva York.

Bustamante jugó solo unos minutos, pero si usted cree que no es motivo para celebrar, esto tiene que decirle el número 23 de Red Bulls, “la verdad nunca pensé jugar a nivel colegial (universitario) y lo hice;  nunca pensé que iba a jugar profesional, y menos con hombres como Thierry Henry, Tim Cahill, Olave (Jamison) y aquí estoy, dando guayo como decimos los colombianos. Ojalá que puedan ser muchos años”.

El momento exacto del debut

Las oportunidades en la vida no llegan fácil, los deportistas lo saben, y más en Estados Unidos donde la competencia es por millones sin importar la disciplina. Bustamante se abrió camino obteniendo reconocimientos desde temprano, y ya en la Universidad, vinieron los premios. Fue seleccionado en 2008 (su primer año) el novato del año y el mejor volante de la división Este.

Fueron cuatro años jugando para la Universidad de Boston en los que sumó igual número de inclusiones en el equipo ideal de todas las conferencias y de la selección ideal de la región noreste. Pero él tiene claro a qué o a quién se debe… “Mi familia, esto es para mi familia. Yo hago este deporte y he tenido la bendición de empezar una carrera por mi familia. Es para ellos”.

Bustamante se perdió toda la temporada del 2011 por una lesión, pero su regreso al año siguiente le valió ser seleccionado por Nueva York en la primera ronda (turno número 13 en total) del Draft suplementario de 2013, su primer contrato profesional lo firmó en febrero de este año.

Desde entonces ha estado trabajando y esperando la oportunidad para debutar. “De vez en cuando uno empieza a sentir desespero por no jugar, pero tiene que entender que hay jugadores por delante de uno con una carrera hecha”, dijo sin permitir que se le quitara la sonrisa de la cara.

El volante comparte camerino con jugadores de la talla de Thierry Henry, Tim Cahill, Fabián Espíndola y su compatriota Jamison Olave. Son ellos, dice Bustamante, quienes le han ayudado a llevar la ansiedad. “Me dicen constantemente que tenga paciencia, mucha paciencia. ‘Titi’ y Cahill me han dicho mucho que tengo calidad, pero que tengo que tener paciencia, que estoy joven y que con paciencia y esfuerzo la oportunidad importante se va a dar y voy a poder darlo todo para llegar lejos”.

En cuanto al técnico, Mike Petke, quien le dio la oportunidad, Bustamante dice que también le ha hablado al oído, “me ha dado confianza, cree que puedo aportar, ahora me da unos minutos y gracias a Dios por eso, ahora pensar en el futuro para que ojalá puedan ser más y pronto”.

Son más de 12 años de trabajo, sueños y metas para llegar a estos pocos minutos que significan solo el principio para él. Los mismos años lejos de la tierra que lo vio nacer, pero que según Bustamante sigue siendo ‘titular’ en su corazón, “soy completamente colombiano, 100 por ciento. La sangre colombiana me corre por las venas, siempre soy amante de la selección Colombia y para mi Colombia es todo”.

Unos cuantos minutos que coronan varios años, que llenan de alegría a una familia llegada a Estados Unidos para luchar y que a pesar de sentir que lo ha logrado, sabe perfectamente que es solo el principio, de eso está hecha la vida, especialmente del inmigrante, hoy celebración por una meta cumplida que para muchos es corta y para otros inalcanzable, pero mañana .. ¡A trabajar!

From the web

From the web