thumbnail Hello,
MLS: Espíndola, "tengo que trabajar para este equipo y nada más"

MLS: Espíndola, "tengo que trabajar para este equipo y nada más"

RBNY

El delantero argentino se ha visto evidentemente incómodo en Nueva York, aún así ha marcado 4 goles y dice que prefiere hablar con su trabajo

Por un largo período Fabián Espíndola decidió no hablar con la prensa en Nueva York, el argentino asegura que no hay una razón en especial, simplemente que no tiene mucho que decir por estos días y prefiere hacerlo con su trabajo. Goal.com consiguió conversar con el delantero de New York Red Bulls.

El equipo se prepara para enfrentar a Colorado Rapids, Fabián trabaja como siempre y en esta ocasión en lugar de pasar a toda velocidad hacia el camerino, accedió a conversar. En su cara una expresión muy diferente a la que en marzo aseguraba que había llegado a Nueva York  para ser campeón.

Espíndola acaba de marcar su cuarto gol con el equipo de Mike Petke, un tanto que no celebró sino tras el cual se le vio casi que respirar hondo para tomar un segundo aire. ¿Le gustó el gol?, “Si, siempre es bueno anotar, no…” una respuesta corta con el mensaje claro de que no iba a ser muy amplio en la construcción de sentencias.

Ni siquiera la referencia al espíritu relajó al delantero, ¿Marcar llena el espíritu, alegra todo no?, “Si, uno hace el trabajo y como delantero, el premio mayor es el gol para ayudar al equipo. Así que siempre es bueno”.

La actitud lo dice, los medios lo dicen, todo el mundo lo cree pero era necesario que Espíndola lo negara o aceptara. ¿Está frustrado Fabián Espíndola, se siente bien en términos generales?, “yo lo que siento es que tengo que trabajar para este equipo que me ha contratado y nada más”.

Como han sido los cuatro tantos de esta temporada, un oasis para el Argentino en medio de días de sentir poca confianza, de verse sacrificado, de tener que cambiar la manera de ver su posición en el terreno de juego. Pensar en lo que viene puede ser bueno, ¿Con qué idea viajan a Colorado?, “Siempre uno quiere ganar, pero creo que hay que ser inteligente, primero hay que tratar de romper el juego de ellos, que estando en casa van a tratar de ganar y después, ser inteligentes aprovechando las oportunidades que se nos presenten”.

Y para cerrar, otro intento por saber lo que ronda la cabeza de un interesantísimo delantero convertido en utilísimo jugador, lo que normalmente no tendría contento a nadie. ¿Con cada cambio de reto es normal que a los deportistas les cambie algo. En qué ha cambiado Fabián?, “No creo que haya cambiado. Son distintas maneras de jugar. Uno se tiene que adaptar, el cambio mayor es para la familia y después uno tiene que seguir trabajando en lo que le gusta”. ¿Y en ese aspecto ya la familia está bien ubicada?, “Sí, estamos bien, ya terminado de mudar todo, y está todo tranquilo”.

Y se fue, queriendo ser él, sin querer hablar mucho con palabras sino con su trabajo, con la cara inevitable que todos han detectado, pero con su ética de trabajo intacta. Muchas veces hablar poco es decir mucho.

Al parecer en Real Salt Lake no solo se quedó el cabello de Fabián Espíndola, sino parte de su alegría. El argentino espera que su alta ética de trabajo y entrega sea suficiente para hablar por él.