thumbnail Hello,
Brasil gana por cuarta vez la Copa Confederaciones

Brasil gana por cuarta vez la Copa Confederaciones

Brasil

Brasil con su victoria ante el campeón del mundo logró llevarse la cuarta Copa Confederaciones de su historia.

Brasil se coronó por cuarta vez como campeón de la Copa Confederaciones, luego de vencer sin ninguna duda a los campeones del mundo 3-0 en la edición 2013.

Copa Confederaciones 1997: Brasil consigue su primer título

Luego de las primeras dos ediciones de la Copa Rey Fahd, el torneo comenzó a tomar fuerza y se decidió hacerlo oficial y se rebautizó la competencia como Copa Confederaciones, con la participación de ocho selecciones y Arabia Saudita fue el anfitrión en 1997.

Brasil hizo su debut en la Copa Confederaciones y de inmediato impuso su ley para conseguir el título invicto, aunque no con paso perfecto, porque luego de iniciar con una goleada 3-0 sobre Arabia Saudita, en su segundo partido no pudo con Australia y empataron 0-0, para luego cerrar con un triunfo 3-2 sobre México.

En la semifinales, Brasil dio cuenta 2-0 de República Checa, mientras que Uruguay, que asistió al torneo con una mayoría de la selección que había obtenido el segundo lugar en el Mundial Sub-20 de Malasia 1997, perdió con gol de oro 1-0 ante Australia, que sorprendió nuevamente con su pase a la final.

Australia había tenido una gran competencia, que no pudo redondear, al ser humillada en la final por un poderoso Brasil, que goleó 6-0 con par de tripletes de Ronaldo y Romario.

Romario se proclamó campeón de goleo con siete anotaciones y Denilson se ganó el Balón de Oro por ser el mejor jugador del torneo.

Copa Confederaciones en el 2005: Brasil humilla a Argentina

Brasil llegó a la Confederaciones 2005 como campeón de la Copa del Mundo 2002, Grecia como campeón de la Eurocopa 2004, Argentina como subcampeón de la Copa América 2004 (el campeón fue Brasil), México en condición de campeón de la Concacaf, Japón de la Copa de Asia, Túnez de la Copa Africana de Naciones y Australia como campeón de Oceanía.

En la primera semifinal se produjo el duelo entre el local y Brasil, en un partido en que Alemania empezó arriba gracias a un gol de Podolski. Pero la alegría no duro mucho, pues al minuto Adriano consiguió la igualdad. Ballack y Ronaldinho convirtieron un penal cada uno y luego Adriano marcó el 3-2 definitivo.

En la otra semifinal, Argentina superó a México en los penales luego de igualar 1-1 en tiempo extra, con goles de Luciano Figueroa y Carlos Salcido, respectivamente.

En la final se reeditó el gran clásico entre Argentina y Brasil, que se convirtió en un paseo para el campeón mundial al imponerse 4-1 con goles de Kaká, Ronaldinho y dos de Adriano.

En el 2009 Brasil gana su tercera Copa Confederaciones

Brasil consiguió su tercer título en la Copa Confederaciones Sudáfrica 2009, en un duelo final contra Estados Unidos, que al descanso perdía 2-0, pero se sobrepuso y dio la voltereta con doblete de Luis Fabiano y gol de Lucio al minuto 84.

El conjunto de Bradley fue la sorpresa de la edición pasada ya que eliminó a España en semifinales con una gran actuación de Landon Donovan. Y ya en el partido cumbre, se puso dos goles por arriba del elenco que en ese momento comandaba Dunga.

Clint Dempsey y Landon Donovan pusieron en ventaja a la potencia de la Concacaf. Brasil no encontraba los caminos pero apeló a la jerarquía histórica que acompaña a su camiseta y logró voltear el partido en la segunda mitad.

Luis Fabiano descontó rápidamente a los 46 minutos y luego empató a los 74. Cuando el partido parecía que se iba al alargue, apareció Lucio que conectó un centro y la mandó a guardar. Título y gloria para Brasil. Aplausos y lágrimas para Estados Unidos.

La cuarta  corona, Brasil se la gana al Campeón del Mundo en casa en el 2013

Brasil-España, la final que todos querían ver en el mítico Maracaná de Rio de Janeiro desde que arrancó la Copa FIFA Confederaciones 2013.

Brasil selló su pase a la final frente a Uruguay (2-1) gracias a un cabezazo de Paulinho en un cobro de tiro de esquina de Neymar. España, por su parte, sudó para llegar a la final: venció a Italia en penales (7-6) tras un empate sin goles en los 120 minutos reglamentarios.

En la final se encontraron España y Brasil, el encuentro era de pronóstico reservado, España llegaba con la etiqueta de favorito, pero ante Brasil nunca hay favoritos y cualquier cosa podía suceder.

Pero las cosas no resultaron tan difíciles como se pensaba para los de casa, y los cariocas se pusieron al frente de las acciones tan solo a los dos minutos cuando Fred puso al frente a los de casa.

En la primera parte de la gran final apareció la figura de la estrella del Barcelona, Neymar que puso el 2-0 y ponía a delirar las graderías de los de casa y los aficionados soñaban con la Copa Confederaciones.

Fred que se convirtió en figura fundamental del cuadro brasileño puso el tercero en el fondo y con ese gol sellaba un gran torneo de los verde y amarillo que merecidamente lograron el título ante un seleccionado español que dejó mucho que desear al final, no fue el partido parejo que se esperaba y al final los de casa simplemente fueron dueños del partido y fueron los protagonistas con su juego bonito del que nunca han dejado de ser los dueños.