thumbnail Hello,
Liga MX: La Máquina es finalista y sueña con borrar fantasmas

Liga MX: La Máquina es finalista y sueña con borrar fantasmas

Getty

Con doblete de Javier Orozco, Cruz Azul culminó la faena ante Santos Laguna y se clasifica a la final del torneo, en donde se verá las caras con el América.

Durante la tarde de este domingo, muchos aficionados de Santos Laguna, que iban llegando al Estadio Azul, se mostraban optimistas ante la posibilidad de una remontada. Pero Cruz Azul iba a culminar su camino hacia la final, justo como empezó la Liguilla: aplastando al oponente, pero con fútbol.

El equipo que no supo aguantar la derrota y se olvidó del fútbol, fue precisamente el conjunto de La Comarca. Los pupilos de Pedro Caixinha se encargaron de ensuciar el segundo tiempo y logró que le expulsaran a dos elementos clave dentro del equipo. Fue así, como con un Oribe Peralta viendo el partido desde su casa, el equipo recibió goles tempraneros y comenzó a desesperarse y soltar patadas.

Esto se sumó a unos errores defensivos imperdonables, que se manifestaron desde el principio del partido. El defensa Alejandro Figueroa no se confundió en un pase que intentó a su lateral, desafortunadamente le regaló el balón a Javier Orozco con ventaja clara para rematar. El ‘Chuletita’ no se lo pensó dos veces y sacó un disparo potente cruzado que hizo temblar las redes de Oswaldo Sánchez.

Este feo error comenzó a brotar los nervios de todo el equipo, al grado que Oswaldo, Figueroa, Baloy, el ‘Chato’ y Quintero, terminaron viendo la amarilla durante el primer tiempo, en su mayoría por juego brusco en contra de La Máquina.

Poco después del minuto 23, Javier Orozco logró conectar un centro. que Barrera mandó desde la banda derecha. El ‘Chuletita’ logró conectar el balón, pero con el antebrazo, Oswaldo Sánchez salió despavorido hacia el juez de línea para reclamar. Pero no él, ni Marco Antonio Rodríguez lograron ver la acción con claridad.

Cuando comenzó el segundo tiempo, comenzó el ‘carnaval’ de Santos Laguna, que ya con la eliminatoria perdida, terminaron perdiendo la cordura y echando a perder el espectáculo por el que los aficionados gastaron su dinero. Carlos Darwin Quintero se llevó la expulsión por buscar engañar a Marco Antonio Rodríguez, que terminó anulando un gol que logró anotar y le mostró la segunda amarilla. El colombiano dejaba a su equipo con diez jugadores, pero esto no sería todo.

La imagen más vergonzosa de la noche, la protagonizó Felipe Baloy seis minutos después de la roja a Quintero, el panameño perdió los papeles y terminó metiéndole un codazo en la nuca a Javier Orozco. Marco Rodríguez no dudó en mostrar la segunda amarilla y Santos se quedó con nueve jugadores en el campo, mientras la afición cementera celebraba ya el inminente pase a la final.

El resto del segundo tiempo estuvo dominado por Cruz Azul, afortunadamente los jugadores de Torreón no se quedaron con menos jugadores. Alejandro Vela ingresó en el minuto 66, al 81 vio la primera amarilla. Y al final del partido se tiró dentro del área sin ser tocado y Marco Rodríguez tampoco dudó en echarlo a la calle.

Cruz Azul no logró meter más goles, simplemente porque prefirieron relajarse y no arriesgar a que se lesionara algún jugador. Ahora se viene una semana de locos en el Distrito Federal, en la que habrá tensión, emoción y mucha curiosidad, por ver una edición más del Clásico Joven, pero en la gran final de la Liga MX.

Related

From the web

From the web