thumbnail Hello,

A pesar de perder con Morelia, Cruz Azul logró el objetivo de llegar a semis, mientras que Santos con goles colombianos dejó por sentado su carácter

Morelia vs Cruz Azul (1-0)

Por Pavel Ibarra Meda | @pavel_goal

La emoción estaba a tope en el Estadio José María Morelos. Monarcas recibía en casa a uno de sus más acérrimos rivales de los últimos tiempos: el Cruz Azul. La Máquina venía de ganar por 4-2 el partido de ida en el Estadio Azul a mitad de semana. Monarcas buscaba revertir el marcador adverso, principalmente con el apoyo del público en el Morelos.

Durante el primer tiempo, Morelia arrancó con tenencia de balón y con la iniciativa para ir al frente al ataque. Cruz Azul reaccionó a tiempo y respondió con algunas jugadas al ataque, comandadas por ‘Chaco’ Teófilo y Mariano Pavone. Después de algunos intentos por parte de ambos equipos, Mariano Pavone tuvo la más clara en el minuto 36, el argentino intentó definir de tres dedos y al momento de rematar, se lastimó la rodilla gravemente.

Tras esta ocasión, Pavone tuvo que ser sustituido por Javier Orozco. Cruz Azul siguió intentándolo a pesar de la lesión de su goleador, falló muchas ocasiones claras en el primer tiempo, pero Monarcas tuvo algunas oportunidades que también desaprovechó.

Casi al finalizar el primer tiempo, Monarcas recibió un premio después de tanto perseverar, esta eliminatoria se convirtió en lo más atractivo de la Liguilla. Rodrigo Salinas se encargó de poner al frente a Monarcas justo antes del descanso, con un derechazo desde fuera del área que se clavó en el ángulo superior derecho de Jesús Corona, el arquero no logró hacer nada para evitar la caída de su arco, pero en el segundo tiempo respondería.

Ya en el segundo tiempo, el colombiano Teófilo Gutiérrez falló tres claras ocasiones, en el minuto 50 mandó un disparo con el pie derecho apenas por encima del arco de Vilar. Cinco minutos después, el recién ingresado Orozco le quitó una oportunidad clara de gol a Teo, metiendo la cabeza para intentar rematar por delante del colombiano.

A partir del minuto 60, Monarcas se vio mejor físicamente y Cruz Azul no alcanzó a llegar a todos los balones divididos. El ingreso de Israel Castro sirvió de poco para que La Máquina, recuperara el control del medio campo. Joao Rojas y Jefferson Montero se encargaron de sacarle canas verdes a los laterales de Cruz Azul, con desbordes y potencia física a la hora de encarar.

Jesús Corona se volvió a hacer presente en dos ocasiones, en el minuto 63 tapó un remate de muy cerca, realizado por Pereira, tras minutos después, Mancilla remató desviado de cabeza frente a Chuy, en un achique dentro del área. Ya con Carlos Ochoa en el campo, Morelia recuperó un poco de potencia en ataque, pero Corona se encargó de atajar los disparos de Ochoa y Mancilla, ambos se notaban ya desesperados por marcar.

El partido terminó con el público de Monarcas volcado con su equipo, que a pesar de la derrota le dieron un gran espectáculo a su público y completaron la mejor eliminatoria de la Liguilla. Por lo menos la más espectacular, reñida y entretenida. Con este resultado, Cruz Azul accedió a la segunda semifinal, a la espera de lo que hagan Atlas y Santos Laguna, esta noche en el Estadio Jalisco. Morelia se despidió con dignidad, tras haber dado una actuación memorable y un cierre de torneo que impresionó a propios y extraños.



Atlas vs Santos (1-3)

Santos de la Comarca Lagunera está en semifinales. Solo 180 minutos duró el sueño del Atlas por trascender y romper más de 60 años de no ganar un título. Su temporada quedará marcada por su extraordinario rendimiento que lo llevó a salvarse del descenso. Nada más.

Del otro lado, el equipo de Pedro Caixinha nuevamente se mete a una semifinal, luego de hacer lo propio en la CONCACAF Liga de Campeones. Ahora el rival será Cruz Azul, equipo al que enfrentó apenas en la fecha 16 del torneo regular.

Santos hizo lo debido. Explotó sus grandes facultades, su potencia adelante con Darwin Quintero y Andrés Rentería como principales efectivos. Su fuerza se combinó con circunstancias como la expulsión de Miguel Pinto.

El partido inició de manera inmejorable, con un ritmo intenso de ambos equipos que desde el arranque intentaron ofender al rival y agradar a la tribuna yendo por la calificación.

Los Rojinegros se mostraron muy decididos y pronto, vía Rodrigo Millar obligaron a Oswaldo Sánchez a emplearse a fondo para mandar a tiro de esquina el gran disparo del mediocampista chileno.

Instantes después se daría el primer gol del encuentro a favor del Atlas, y el que marcaría la polémica del encuentro. Tras un tiro de esquina y un remate de Facundo Erpen que Oswaldo Sánchez rechazó, Omar Bravo casi sin ángulo metió disparo que venció al arquero santista. Sin embargo, la duda giró en torno a si el tiro del ariete rojinegro cruzó completamente la línea de gol, algo que no terminó por mostrarse de manera clara.

Al Atlas eso no le importó. Entre dudas o no, el equipo ya ganaba 1-0 y encaminaba lo que hasta ese instante, parecía una calificación tranquila. Pero enfrente no estaba cualquier equipo, y las circunstancias no estarían del lado de los tapatíos.

A los 15 minutos, Andrés Rentería obligaría a Miguel Pinto a estirarse para sacar un disparo del colombiano que llevaba etiqueta de gol. Casi inmediato, llegaría el empate de los laguneros, precisamente a tiro de Rentería que en esta ocasión no fallaría tras una falla grave de Lucas Ayala. El marcador estaba 1-1, resultado que enviaba a Santos a las semifinales.

El juego era de ida y vuelta, con llegadas y aproximaciones de ambos lados. Miguel Pinto salvaría sorprendentemente a su escuadra tras desviar un remate de Hércules Gómez para que segundos después, el chileno cometería una mano fuera de su área luego de una imprudencia de Facundo Erpen para que el árbitro no dudara en mandar a las regaderas al portero titular de los Rojinegros.

Todo el ambiente se le volteaba al Atlas. Vicente Matías Vuoso dejó su lugar en sustitución del debutante Alan López.

Ya en la etapa seria del primer tiempo, llegarían dos llegadas de gran peligro. Primero cortesía del boliviano Chávez con su respectiva gran atajada de Oswaldo Sánchez, y después un disparo de Andrés Rentería que reventó el metal del arco del juvenil López.

En el segundo tiempo el ritmo de partido fue de más a menos en ambos lados, sobre todo por parte de los Rojinegros del Atlas, a quienes les comenzó a pesar el hombre de menos que tenían.

Las jugadas de mayor peligro comenzaban a ser para Santos que contragolpeaba correctamente ante los intentos atlistas por generar llegadas que pusieran en predicamente al rival.

Primero fue Andrés Rentería quien tuvo una llegada clara que detuvo perfecto el arquero Alan López. Despuész sería Rodolfo Salinas quien sacó disparo franco que salió desviado y finalmente, el tanto de la puntilla y calificación.

Gerardo Lugo robó una pelota en la media cancha para Andrés Rentería quien profundizó por el sector derecho metiendo centro para que Darwin Quintero definiera con calma para el 1-2 a favor de Santos.

Atlas necesitaba marcar dos goles con un jugador menos y ante una delantera de gran potencia y velocidad que seguiría inquietando sobre todo en el contragolpe.

Los intentos no se harían esperar por parte del Atlas. Mucho ruido y poca efectividad al final, lo cierto, es que nunca dejaron de pelear y vendieron su eliminación muy cara, algo que la afición rojinegra agradeció y aplaudió.

Ya en los últimos minutos llegaría el 3-1 definitivo luego de un contragolpe letal por parte de Darwin Quintero.

Al final, Santos terminó echando con justicia al Atlas y ahora en semifinales deberá verse las caras con Cruz Azul, jugando primero en Torreón y cerrando en el Estadio Azul.