thumbnail Hello,

Triunfo de Tigres y del América que se llevó el clásico nacional visitando el Omnilife. resumen de domingo en la jornada 12 del fútbol mexicano

Puebla vs Tigres (1-2)

Por Andrés Corona Zurita | @andrescorona

Los Tigres están cortados con otra tijera en el fútbol mexicano. Cuando más se le aprieta, más dan la cara, y al menos en el Clausura 2013, son el candidato número uno al título.

El Cuauhtémoc de Puebla vivió una extraordinaria estampa futbolera que la Franja y los Tigres regalaron a quienes vieron el encuentro, sea desde el campo o desde la televisión.

Fueron 90 minutos intensos, agradables y muy divertidos. Un justo premio para Tigres que trabajó mucho el juego, pero también, injusto para Puebla que nunca dejó de apretar para sacar al menos un punto en su casa.

Lucas Lobos es la gran figura del actual torneo en México, y hoy, nuevamente lo demostró al ser el mejor del partido. El argentino fue un dolor de cabeza en el juego, recuperando, organizando y creando. De sus pies nació la magia para los goles de su equipo.

Puebla intentó e intentó. Siempre tuvo la mente puesta en ofender al rival, y en muchas ocasiones, puso en severos aprietos a Enrique Palos. De no ser por el guardameta felino, los postes y la mala suerte, hoy la Franja pudo llevarse un poco más en el partido.

El juego arrancó con un intenso calor en la Angelopolis. Pronto los dos equipos intentaron crear peligro regalando un juego de llegadas de peligro en ambas áreas.

Diego de Buen y Luis García pusieron las primeras de peligro para sus respectivos equipos. Lucas Lobos insistía por Tigres y Matías Alustiza se convertía en un demonio de velocidad por Puebla.

El primer gol del encuentro nació tras una brillante triangulación entre Lucas Lobos, Danilinho y Luis García. El español simplemente tendría que acomodar el pie para mandar el balón a la portería tras un excelso centro del brasileño.

En el segundo lapso, Manuel Lapuente corrigió y metió más potencia al área de Tigres con los ingresos de Félix Borja y DaMarcus Beasley.

El estadounidense sellaría el empate gracias a un excelente y preciso centro de Matías Alustiza. Hasta ese instante, había justicia en el Cuauhtémoc de Puebla.

Los minutos pasaban y el peligro no dejaba de sentirse en las dos porterías. Palos atajaba disparos de Beasley y Borja, mientras Luis García estrellaba increíblemente una pelota en el poste.

El 'Tuca' Ferretti le daría descanso al español para dar ingreso a Alan Pulido, el hombre que en el último minuto, le daría el triunfo a los Tigres.

Tras un estupendo disparo que rechazó Víctor Hernández, el balón le quedó a modo a Lucas Lobos que con gran calma, cedió el esférica para Pulido quien solo debió mandar el esférico al fondo del arco.

Los minutos pasarían, aún con llegadas en ambas áreas, aunque ya sin la capacidad para mover más el marcador.

Tigres es letal y está cada día más cerca de la calificación. Hoy, es el líder invicto que el fútbol mexicano requiere.



Chivas vs América (0-2)

Por Andrés Corona Zurita | @andrescorona

El 'Clásico de Clásicos' fue amarillo en su totalidad. Las Águilas del América se llevaron el duelo de mayor tradición en México ante las Chivas Rayadas del Guadalajara.


Fue la consolidación de Raúl Jiménez que con dos goles, se convirtió en la figura de un encuentro extraño, sobretodo para el Guadalajara.

Y es que el duelo podría considerarse como uno de los más accidentados de todos los tiempos. Pues pocas veces se había visto a tantos jugadores lesionados en tan poco tiempo de partido. Y hablamos de lesiones naturales, y no de golpizas como las de antaño.

Chivas fue mucho más que América en los primeros 45 minutos. Dominó el esférico y puso en severos aprietos a las Águilas que parecía no entendían la clase de partido que disputaban.

La primera de gran peligro fue para Miguel Sabah. El quintanarroense metió un disparo potente tras una serie de rechazos que salió besando el poste derecho de Moisés Muñoz.

Pero las malas noticias para Chivas iban a llegar pronto y marcarían la tendencia de un clásico extraño, envuelto en situaciones futbolísticas desagradables como la lesión de un jugador.

'Chatón' Enríquez peleó un balón por alto y al caer, su tobillo hizo palanca girando por completo en una imagen desagradable. Inmediatamente el contención mexicano pidió su cambio entre un grave gesto de dolor y las caras de tristeza de sus compañeros.

Al final, Enríquez podría volver a la banca con una gran bolsa de hielo en su rodilla y un gesto de notable dolor. Seguramente en las próximas horas habrá noticias oficiales respecto a la gravedad de su lesión.

En el campo, Guadalajara seguía siendo más que América. Dominaba por completo y dejaba poco a la imaginación a los ataques azulcremas. Miguel Herrera parecía molesto y desesperado, pues en el script, no se veía que Chivas pudiera ser tan claro dominador en el encuentro.

Nuevamente, cuando el 'Rebaño Sagrado' más adaptado parecía a las condiciones del encuentro, llegó la segunda baja para Chivas. Héctor Reynoso, duda hasta último minuto por una serie de molestias que había presentado, caía en el césped del Omnilife pidiendo su cambio.

No habían pasado más de 22 minutos cuando Benjamín Galindo ya había hecho dos sustituciones en la zona baja de su equipo.

Instante después de eso, llegaron dos llegadas de peligro para Chivas. Primero cortesía de Miguel Sabah con gran atajada de Moisés Muñoz y después con tiro de Luis Pérez.

Llegarían las dos polémicas que en un clásico no debe faltar. Primero, con un gol invalidado a Raúl Jiménez por una clara falta sobre Miguel Sabah, y después la expulsión de Sergio 'Cherokee' Pérez por doble amarilla.

En el segundo lapso todo cambiaría a favor de las Águilas del América gracias a una gran actuación de Raúl Jiménez quien supo definir el encuentro en el instante correcto, simplemente, estando donde debía.

El primer aviso se dio rápidamente para América gracias a un disparo de Christian Benítez que contuvo perfectamente Luis Michel. Instante después, llegaría el primero del América.

En un tiro de esquina, Raúl Jiménez metió testarazo que dejó sin opciones a Luis Michel, celebrando a lo grande un partido que se complicaba el conjunto de las Águilas. A Chivas le pesaba la ausencia de dos jugadores defensivos, y el jugar con uno menos por la expulsión del 'Cherokee'.

Pero si las malas noticias no eran suficientes para Chivas, Marco Fabián debía abandonar el encuentro lesionado. El tercero del encuentro ante la mirada atónita de Benjamín Galindo.

América era amo y señor del complemento. A los 74 minutos, llegó el segundo gol del juego gracias a un desborde de Rubens Sambueza que terminó con otro cabezazo de Raúl Jiménez.

Los minutos pasaron y Chivas estuvo lejos de descontar, no así América que aún pudo anotar algún tanto más. Si Tigres y Atlas juegan a gran nivel, las Águilas con base en goles y buenas actuaciones no se quiere quedar atrás.

Related

From the web