thumbnail Hello,
Concacaf Champions League: Tigres 1-0 Seattle | Pulido, el amuleto

Concacaf Champions League: Tigres 1-0 Seattle | Pulido, el amuleto

.

Con singular gol de Alan Pulido, los felinos sobrepasaron al escollo emelesero en casa y ahora aguardan la vuelta en la ciudad noroeste de los Estados Unidos.

Alan Pulido le entregó la victoria parcial a Tigres en la ida de los cuartos de final de la CONCACAF Champions League, anotando a minutos de haber entrado en el partido ante Seattle Sounders. Los estadounidenses no salieron a ofender, prefiriendo un empate para definir en casa para la vuelta.

Aún así, los de Ricardo Ferretti salieron con la idea de atacar lo más posible, y al comienzo del encuentro estuvieron a punto de hacerlo en par de ocasiones. Primero, Lucas Lobos recibió en el área, se quitó al arquero Michael Gspurning y definió suave para que la defensa despejara sobre la línea.

Después, Luis García tomó por sorpresa a la zaga de los estadounidenses, pero su trazo fue al centro del arco y Gspurning, de gran actuación en el duelo, sacó con puñetazo el balón por encima de la portería de los visitantes.

El marcador no se movería tras 45 minutos, a pesar de que los locales hayan buscado en varias ocasiones y mediante distintos canales el gol que abriría el marcador y permitiría mayor apertura hacia el frente con un equipo determinado a frustrar y destruir que construir y proponer.

En el segundo tiempo, Lucas Lobos estuvo nuevamente cerca de anotar el primer gol, y nuevamente fue denegado por Michael Gspurning, quien fue responsable de que el marcador en contra no fuera holgado para los Sounders.

Alan Pulido, quienes muchos especulaban comenzaría el duelo tras la lesión de Emanuel Villa, entró de cambio y, tras un tiro de esquina que el mismo remató para que Gspurning rechazara, tuvo la oportunidad de anotar el 1-0 minutos después.

Una trampa de off-side mal hecha por Sounders permitió que primero, Lobos rematara ante la salida de Gspurning. Tras otra atajada del arquero norteamericano, Pulido cabeceó ante un arco descubrierto para hacer el 1-0, mismo que perduraría hasta el final.

Seattle recibe la segunda vuelta, donde necesitan anotar por lo menos un gol sin recibir para mandar al alargue en búsqueda de las semifinales de la competencia.