thumbnail Hello,
MLS: Una novela con protagonista millonario termina con gol de novato (DCU elimina a RBNY)

MLS: Una novela con protagonista millonario termina con gol de novato (DCU elimina a RBNY)

Getty

DC United eliminó a RBNY con gol de novato, expulsión del mexicano Rafa Márquez y penal errado. Una novela con final feliz para Washington

La novela de la temporada 2012 en la MLS terminó con una sonrisa para el DC United y un millón de preguntas sin respuestas para New York Red Bulls. El equipo de la capital eliminó a Thierry Henry, Rafa Márquez y Tim Cahill con sus millones, gracias al gol de un novato.

Tuvieron que pasar dos tormentas, el cambio de sede para el primer partido, dos autogoles, 90 minutos de terror en Washington; el aplazamiento del partido el miércoles tras una tormenta de nieve;  un penal repetido y errado por Keny Cooper quien hasta ahora no fallaba, dos expulsiones y el gol en contragolpe del Novato Nick de León al minuto 89.

El partido fue desde el principio una demostración de emergencia por parte del local, y un libreto aprendido y bien dirigido por parte de la visita. Con unos primeros 45 minutos mucho mejor que los 90 jugados en la capital del país.

La paridad parecía que se rompía en cualquier momento, especialmente en favor de Nueva York. Porque DC United apegado a lo que demostró durante su temporada, cerraba filas, le daba la pelota adelante al colombiano Pajoy para que la mantuviera lo más posible, pero hacía poco daño.

Un viejo adagio asegura que quien juega por necesidad pierde por obligación, y al parecer eso le sucedió a New York que para el segundo tiempo lució menos decidido y coordinado.

El primer punto de quiebre fue una amarilla para el mexicano Rafa Márquez por un puño innecesario en la cara de Pontius cuando los dos saltaban a buscar la pelota.

El segundo, un claro penal en favor de los locales cuando el arquero Hamid derribó a Cooper. El mismo ofendido tomó el cobro y lo mandó al fondo de la red. Pero mientras RBNY celebraba, el central decidió que era necesario repetirlo porque Thierry Henry, el más experimentado de los 21 en el campo, había claramente ingresado al área antes de la ejecución. De nuevo Cooper y esta vez  tras convertir 10 de 10 este año, el arquero detuvo y todo seguía como si nada pero con el impulso anímico para la visita.

Y luego solo minutos después, el mexicano Rafa Márquez se lanza en una tijera al piso en terreno de DC United cometiendo la falta más innecesaria del partido y dejando una sola opción para el árbitro, la expulsión. Ahora el empate era a cero goles y a 10 jugadores por bando.

El impulso del visitante era ya obvio. Y los cinco buses de aficionados que regresaron desde Washington este jueves tras viajar el miércoles para el aplazado encuentro y regresar a casa a altas horas de esa misma noche, se preparaban para la celebración final.

El momento de gloria llegó a dos minutos del final para el novato Nick de León quien definió de gran manera ante la salida del arquero Robles en un contragolpe.

A Nueva York solo le quedaba la adición y ante la mirada atónita de propios y extraños, un tiro libre al borde del área con perfil de izquierda en esos minutos finales no fue ejecutado por quien medio mundo esperaba (Thierry Henry) sino por el costarricense Roy Miller, recién ingresado, y con la pelota terminando en la tribuna, se esfumaron las ilusiones de los aficionados de RBNY de seguir adelante.

Ambos fueron fieles a su temporada. DC United a su lucha, entrega y confianza, mientras que Nueva York a su disfuncionalidad, malas decisiones e indisciplina en el terreno de juego, especialmente por parte de sus más costosos jugadores. Ahora el equipo de la capital se medirá a Houston Dynamo en la final de la conferencia este de la MLS.

Ahora falta ver el futuro de Nueva York. El mexicano Márquez resistido por muchos, terminó la temporada 2011 en una pelea con landon Donovan que le hizo empezar este año suspendido. Ahora se va expulsado en el último partido del 2012. El entrenador Hans Backe le dijo hace unas semanas a un medio de su país que sin haber empezado a hablar de renovación en Nueva York, pensaba ya en el regreso a casa. el equipo de Harrison, NJ, está lejos de ser un cuadro sólido y con proceso.

From the web

From the web