thumbnail Hello,
A diez años del gol que valió una permanencia

A diez años del gol que valió una permanencia

Jaguares

Hubo un acontecimiento que cambiaría por completo la historia de los Jaguares de Chiapas. Conjunto que apenas cumplió 10 años de vida y sigue luchando en Primera.

El pasado 27 de junio del presente año, los Jaguares de Chiapas cumplieron 10 años de su fundación. Desde ese momento, muchas cosas han pasado en la Selva Chiapaneca. Lo más notable de este equipo, es la capacidad para haberse mantenido hasta el día de hoy en primera división.

Jaguares es uno de los equipos mejor consolidados en Primera, pero esta solidez que ha manifestado en los últimos torneos, tiene un origen de ser. El conjunto chiapaneco lo pasó mal durante sus primeros años en Primera División. Fue en el torneo Clausura 2003 cuando sucedió un acontecimiento que cambiaría la historia de los Jaguares de Chiapas para siempre.

Durante dicho torneo, Jaguares se encontraba en una delicada situación, en la que estaba peleando por no descender en contra de Puebla y Colibríes de Morelos. El desenlace de este torneo, terminaría de manera cardiaca, ya que Jaguares terminaría anotando el gol de la permanencia a tres minutos del final en un encuentro ante los hoy descendidos Estudiantes Tecos.

Durante la fecha 17 del Clausura 2003, Jaguares se jugaba la clasificación en el Estadio Víctor Manuel Reyna, solamente la victoria era válida para que el equipo se salvara. Fue durante el final del primer tiempo entre el conjunto chiapaneco y los Tecos de la UAG, donde el gran ídolo Jaguar, Lucio Filomeno, fallaría un penal y el contra remate del mismo, ante todo un estadio angustiado por su equipo.

Durante el segundo tiempo, Tecos supo aguantar los embates de los Jaguares, pero el milagro llegaría al final del partido. Durante el minuto 87, Gilberto Mora se pondría la capa de héroe al ejecutar un exquisito tiro libre con la zurda, que se incrustaría en el ángulo izquierdo del arquero de la Autónoma de Guadalajara. El Víctor Manuel Reyna estallaba en júbilo ante la salvación del casi inminente descenso.

Mientras esto sucedía, en la ciudad de Morelos, el conjunto de los Colibríes empataban sin goles ante Cruz Azul. Al terminar el partido, el sonido local anunciaría un supuesto empate sin goles entre Jaguares y Tecos. Esta noticia provocaría que los aficionados del inmueble bajaran al campo a celebrar la supuesta permanencia en el máximo circuito. Los futbolistas de Colibríes recibirían la verdadera noticia y romperían en llanto dentro de su vestuario.

Esta anécdota es una parte importante y coyuntural dentro de la historia de Jaguares, de no haberse quedado en Primera División, Salvador Cabañas jamás habría llegado al club. El futbolista paraguayo se convertiría años después en el goleador histórico del equipo con 59 goles.

Este suceso también puede ser visto desde un punto de vista más trágico, ya que si Jaguares hubiera descendido, Salvador Cabañas tal vez no habría llegado al fútbol mexicano, y por ende, tal vez no habría recibido ese atentado en contra de su vida a principios del años 2010. Sin embargo, Jaguares se salvó y se mantiene en Primera hasta la fecha, Cabañas sigue siendo su goleador histórico y por fortuna, aún sigue vivo.